Saltar al contenido

Plagiocefalia: Síndrome de la cabeza plana

La plagiocefalia: síndrome de la cabeza plana o cabeza aplanada se refiere a una forma asimétrica de la cabeza del bebé, que si bien no afecta el desarrollo de su cerebro, si no se la trata puede cambiar el aspecto físico del niño hasta que recupera su normalidad.

Plagiocefalia: Síndrome de la cabeza plana

Uno de cada 70 bebés se cree que tiene el síndrome de la cabeza plana, también conocida como plagiocefalia.

El síndrome de la cabeza plana es mucho más común en niños que en niñas; se desarrolla por lo general en torno a las cuatro a ocho semanas de edad, y es más frecuente entre los bebés de bajo peso al nacer o que nacieron prematuramente.

Causas de la plagiocefalia

Los huesos del cráneo de un bebé recién nacido son suaves, finos y flexibles, por ello es que la forma puede variar fácilmente.

Plagiocefalia: Síndrome de la cabeza plana
Plagiocefalia: Síndrome de la cabeza plana

En pocos casos es ocasionado por un alumbramiento difícil, a menudo cuando el bebé pasó demasiado tiempo comprimido en el canal de parto o por el uso de fórceps. Otras veces es causado por problemas durante el embarazo, incluyendo la falta de líquido amniótico en el saco.

Los bebés recién nacidos a menudo tienen cabezas con formas extrañas, esto se debe a la posición que tuvieron en el útero durante el embarazo, o por el paso del niño por el canal vaginal. Normalmente, este problema se corrige solo a las 6 semanas de nacido.

El cráneo de los bebés es suave, por lo que si están expuestos a una presión constante en durante largos períodos de tiempo, este área puede llegar a quedar plana.

Es importante destacar que si la cabeza del bebé no ha vuelto a su forma normal cuando cumple los dos meses de edad, hay que consultar con el especialista.

Por otro lado, algunos bebes pueden tener con una zona aplanada en la parte posterior o lateral de la cabeza, lo que se debe a que el niño pasa mucho tiempo en la misma posición. Esta anomalía se denomina plagiocefalia deformacional.

Hay diferentes grados de plagiocefalia deformacional, la más grave se origina por una carencia de tonicidad muscular, lo que tiene gran relación con el desarrollo de las habilidades motoras en la infancia.

Síntomas de plagiocefalia deformacional

Muchas madres no se dan cuenta de que las cabezas de sus bebés están deformes ya que ven a sus hijos perfectos. A menudo advierten este detalle cuando tienen un segundo hijo, por las discrepancias entre ambos o incluso cuando el pequeño se hace mayor y le resulta difícil de llevar, por ejemplo, el casco de la bicicleta.

El bebé presenta una cabeza con forma desigual, o con secciones aplastadas en la parte posterior o lateral de la cabeza.

Cabe destacar que una zona plana normalmente se corrige sola, cuando el bebé comienza a pasar más tiempo boca abajo de forma natural, por ejemplo cuando empieza a gatear y moverse de forma independiente. Pero si no es así, hay que implementar maneras de ayudar a normalizar la forma de la cabeza.

Es importante tener en cuenta que el síndrome de la cabeza plana es un problema estético que no afecta al cerebro, y el tipo de dificultades que causa, son relativamente de menor importancia (como la molestia al usar cascos de bicicleta).

Tratamiento de la plagiocefalia deformacional

En la actualidad existen varios niveles de tratamientos, y la implementación de cada uno de ellos depende de la extensión de la plagiocefalia y la respuesta que tiene a los métodos simples de corrección.

Comúnmente los bebés no requieren de tratamiento alguno ya que la condición mejora por si sola cuando el niño crece y comienza a sentarse. En otros casos, la plagiocefalia deformacional mejora a la edad de comenzar la escuela primaria.

En casos aislados, el bebé requerirá de un tratamiento específico diseñado por un cirujano plástico.

Primero se toman las medidas de contra-posicionamiento, que se basan en evitar que el bebé repose en superficies aplanadas y si esto no funciona, se implementa el uso de un casos especial.

Prevención de plagiocefalia: Síndrome de la cabeza plana

Afortunadamente es posible evitar que el bebé desarrolle plagiocefalia deformacional ya que las causas más frecuentes son las causas evitables que ocurren después del nacimiento. Simplemente hay que ir alternando la posición en la que descansa la cabeza del bebé cuando éste duerme.

El colocar al niño sobre su espalda o de costado, en la misma posición noche tras noche, combinado con el poco tiempo boca abajo durante el día, distorsionará el crecimiento del cráneo.

Dejar que un bebé pase largos periodos de tiempo en el asiento de seguridad, también puede conducir al síndrome de cabeza plana.

Por supuesto que los bebés deben dormir boca arriba en su cuna (para minimizar el riesgo de muerte súbita del lactante, que es infinitamente más grave que FHS), pro esto debe ser contrarrestado con la colocación boca abajo cuando está despierto.