Saltar al contenido

Preparar a tu mascota para la llegada del bebé

Preparar-a-tu-mascota-para-la-llegada-del-bebe

Para muchas parejas, una mascota es una especie de ‚Äúpreparaci√≥n‚ÄĚ para hacerse a la idea de c√≥mo ser√° la responsabilidad de tener un hijo. Adoptamos un perro o un gato para probar la rutina de alimentar, atender y cuidar a otro ser. Cuando somos padres nos damos cuenta de que un beb√© es mil veces m√°s complicado, y en formas diferentes, pero ¬Ņc√≥mo acostumbramos a nuestra mascota a la llegada de este nuevo integrante de la familia? Aqui algunos consejos para preparar a tu mascota para la llegada del beb√©.

Consejos para preparar a tu mascota para la llegada del bebé

El perro y el bebé recién nacido

Ante todo, tenemos que entender c√≥mo interpretan las mascotas su lugar en el hogar. Para los perros, la familia a la que se unen es una jaur√≠a, en la que hay miembros de mayor jerarqu√≠a y miembros de menor jerarqu√≠a que ellos. Como due√Īos, tenemos que establecernos en una posici√≥n dominante cuando el perro llega a la casa, a fin de que obedezca nuestras √≥rdenes y no nos ataque.

Cuando llegue un nuevo miembro a la familia, el perro se sentir√° confuso e invadido, e intentar√° averiguar la posici√≥n del nuevo integrante. Es nuestro trabajo demostrarle el lugar que el beb√© ocupa, pero sin hacerlo sentir desplazado. ¬ŅC√≥mo? Acostumbrarlo a sus olores y cosas, dej√°rselo ver y oler con mucha precauci√≥n, custodiarlo cuando se le acerca, pero no retarlo, porque as√≠ podr√≠a desarrollar una actitud negativa hacia √©l.

Preparar a tu mascota para la llegada del bebé
Preparar a tu mascota para la llegada del bebé

No debemos olvidar al perro cuando llega el bebé: saquémoslo a pasear, démosle atención, para que no marque un antes y después de la llegada de nuestro hijo o hija.

Los gatos y el bebé recién nacido

Por su parte, los gatos no son muy sociables y no tienen la concepci√≥n de jaur√≠a. O bien ignorar√°n al beb√© o se sentir√°n curiosos de su presencia. Es poco probable que sean agresivos porque si no les agrada la compa√Ī√≠a ni se molestan en acercarse, pero puede sentirse rechazado si siente que tenemos un cambio de actitud para con √©l.

Es clave, otra vez, seguir dedicándonos a la mascota después de la llegada del bebé, pero a la vez, especialmente en el caso de los gatos, mostrarle los límites de cercanía con el nuevo integrante: no puede acostarse en su cuna, no puede subirse al cochecito, etc

Consejos para preparar a tu mascota para la llegada del bebé

Los animales aprenden mayormente por asociación: estemos atentos a que la llegada o la presencia del bebé no implique cambios negativos para ellos. Por ejemplo, si la mascota dormía con nosotros en la habitación, no esperemos al nacimiento del bebé para llevarlo a otro lugar, hagámoslo apenas sepamos del embarazo.

Podemos tambi√©n acostumbrarlos durante los meses previos con un mu√Īeco, jugando a tenerlo en brazos o atenderlo, para que se vaya haciendo una idea de la nueva presencia.

Lo principal es no desatender al animal, siempre marcando, y bien definidos, los l√≠mites. Nunca debemos dejarlos solos en el mismo lugar con el beb√©. Luego, a medida que nuestro hijo crece, es importante ense√Īarle tambi√©n a √©l o a ella que la mascota no es un juguete y que no hay que hacerle da√Īo.