Saltar al contenido

Cómo prevenir y tratar las estrías en el embarazo

Así que si bien sabemos que las estrías muchas veces son parte de todos los cambios que experimentamos cuando vamos a ser mamás, existen ciertas maneras accesibles de prevenir y tratar las estrías en el embarazo.

Cómo prevenir y tratar las estrías en el embarazo: Cómo cuidar la piel durante el embarazo para evitar estrías

Un embarazo no tiene que ser sinónimo de estrías, siempre y cuando cuidemos la piel como corresponde. Esta no es una tarea imposible de conseguir, simplemente hay que tener constancia en el tratamiento de la piel con los productos adecuados.

La hidratación es fundamental, no sólo por fuera sino también por dentro. Debido a que la mamá lleva un flujo de sangre extra y líquidos corporales adicionales durante el embarazo, es más difícil que permanezca hidratada. Por eso hay que beber mucha agua para mantener la piel suave.

Consejos para cuidar la piel en el embarazo para prevenir estrias

Humedad

Cómo prevenir y tratar las estrías en el embarazo
Cómo prevenir y tratar las estrías en el embarazo

En los casos de mamás que viven en un clima muy seco, conviene utilizar un humidificador para ayudar a mantener la piel hidratada y sin tener que constantemente correr al baño gracias a todo el exceso de agua que está bebiendo.

Exfoliación

La piel seca se escama, por eso hay que usar un exfoliante suave en el cuerpo y la cara (el del rostro más suave), seguido de una mascarilla hidratante suave para la cara y una crema nutritiva para todo el cuerpo.

Crema de cacao o aceites esenciales

Para calmar la picazón en la panza (u otras zonas), aplica un poco de manteca de cacao o aceite de rico. Cuidado, en el rostro no hay que usar productos grasosos.

Exposición al sol

Lo mejor es evitar asolearse demasiado cuando se está embarazada, esto es porque la piel es mucho más propensa a las manchas y a la vez el exceso de sol tiende a resecarla, algo que se debe evitar a toda costa.

Avena

La avena es calmante, por eso se la usa para mermar el escozor. Un buen truco es colocar en la bañera con agua tibia una bolsa de tela con avena adentro y sumergirla, reposando unos 20 minutos en el agua.

Cremas anti estrías

No olvidar las cremas especiales para el embarazo, aplicarlas a diario y sobre todo en las zonas criticas como son el abdomen, las mamas, los muslos y las nalgas.

¿Cómo tratar las estrías en el embarazo?

Más del 50% de las embarazadas desarrolla estrías durante el embarazo. Son las marcas que dejan las fibras elásticas de la piel cuando se estiran hasta romperse. En un primer momento son de un color rosado, luego rojizo y terminan siendo blancas.

La verdad es que no pueden evitarse, aunque sí se pueden tomar precauciones para no propiciar las condiciones que las generan. Por ejemplo, manteniendo nuestro peso y un buen tono muscular, comiendo alimentos que contengan zinc (carnes, pescado, mariscos) y las vitaminas A, C y D (zanahorias, cítricos), beber mucha agua, y mantener humectada la panza durante los nueve meses.

Las cremas anti estrías que se usan para este fin suelen contener aloe vera, aceite de rosa mosqueta, caléndula, árnica, ácido gammalinoléico (que evita la pérdida de hidratos, mejorando la circulación en los capilares), retinol palmitato (que estimula la formación de colágeno y de fibras elásticas), y/o vitamina E (que es antioxidante cutáneo).

Remedios caseros para las estrías en el embarazo

Si queremos preparar nuestras propias cremas antiestrías, podemos seguir estas recetas:

  • Crema de aloe vera 1:
    Calentamos a baño María dos cucharadas de lanolina. Cuando ya está derretida, agregamos una taza de aceite de aloe vera y 5 cucharadas de aceite de germen de trigo. Mezclamos bien y cuando está todo integrado, retiramos del fuego y dejamos enfriar. La untamos en las zonas con estrías y dejamos que actúe durante la noche.
  • Crema de aloe vera 2:
    En medio litro de agua hervimos 100 hojas de diente de león durante diez minutos. Dejamos reposar y sumamos ½ vaso de jugo de aloe vera, un chorrito de aceite de rosa mosqueta, y la suficiente harina de avena para que mezclando logremos una consistencia cremosa. Batimos todo y la usamos unas cinco veces por semana, dejándola actuar durante una hora cada vez.
  • Crema de zanahorias:
    Hervimos cuatro zanahorias hasta que estén bien blandas. Las pisamos hasta hacer un puré y le agregamos, aún calientes, el contenido de una cápsula de vitamina E. Una vez fría, aplicamos en las estrías y dejamos actuar media hora ente de enjuagar con agua tibia.
  • Loción de aceite de oliva:
    Vamos a mezclar 1000 UI de vitamina E (que conseguimos en farmacias) con una cucharada de aceite de oliva. Con la mezcla masajeamos las zonas afectadas de la panza y los pechos dos veces al día.