Saltar al contenido

Embarazo después de los 40

Embarazo-despues-de-los-40

En la actualidad la cantidad de embarazo después de los 40 años va en aumento. Esto se debe a muchos factores como: la carrera, la situación económica, el no poder dar con la pareja adecuada, querer vivir la vida sin ataduras por más tiempo, o bien porque por más intentos que se hicieron en el pasado, llegaron los 40 y aún no han podido concebir un bebé, entre muchas otras razones.

Embarazo después de los 40 ¿Es seguro?

Ahora la pregunta: ¿es demasiado tarde?

Pues la respuesta es NO. Se puede concebir un niño sano pasados los 40 años, pero no se puede negar que las probabilidades de quedar embarazada naturalmente son mucho menores que a los 30.

A los 40 años, la probabilidad de concebir es de aproximadamente un 20%, porcentaje que va decayendo a medida que pasa el tiempo. Después de los 45 años es menos probable que se genere un embarazo naturalmente, ya que al poco tiempo de que llegue la menopausia, la cantidad de óvulos es muy escasa y de menor calidad.

Embarazo después de los 40
Embarazo después de los 40

Pasados los 40 años, los óvulos contenidos en los ovarios son más propensos a tener problemas estructurales (anormalidades cromosómicas). Estas anomalías aumentan el riesgo de padecer un aborto espontáneo y defectos en el feto.

Embarazo con tratamientos de fertilidad

En la actualidad existe una amplia gama de tratamientos de fertilidad, tales como la FIV (fertilización in vitro) y la ICSI (fertilización asistida).

A los 40 las probabilidades de éxito con un tratamiento de fertilidad son de uno cada 5 en 10 tratamientos, a los 43 esta tasa cae a uno cada 5 en 100 mujeres tratadas, y de los 44 en adelante la posibilidad de que la mujer pueda usar sus propios óvulos es prácticamente mínima.

En este último caso los especialistas recomiendan recurrir a utilizar óvulos de donantes o embriones congelados para tratar de concebir, ya que aumentará las probabilidades de tener un bebé.

Pros y contras de tener un bebé a los 40 años

Embarazo después de los 40: Pros

  • La mayor ventaja es que la mujer esta emocionalmente y financieramente preparada para ser madre. Ha tenido tiempo de conocer el mundo y es más probable que esté acomodada en su carrera.
  • La pareja está más afianzada y tiene una base sólida para formar una familia.
  • Se pueden tomar decisiones más sabias y se siente mayor seguridad.
  • La mujer está menos preocupada por sus necesidades que una mujer más joven.
  • Hay más probabilidades de tener gemelos debido a los tratamientos de fertilidad.

Embarazo después de los 40: Contras

Se necesita de un cuidado especial durante el embarazo ya que pueden desarrollarse algunos problemas, como ser:

  • Diabetes gestacional
  • Preeclampsia
  • Presión sanguínea alta
  • Placenta previa (placenta baja)
  • Desprendimiento de la placenta
  • Necesitar una cesárea
  • El bebé puede tomar una posición incómoda al nacer
  • Bebé con bajo peso
  • Parto prematuro
  • Bebé con problemas cromosómicos

Embarazo a los 40: cuidados y exámenes necesarios

En la actualidad no es raro ver mujeres que se convierten en madres a una edad madura, el embarazo a los 40 se debe a que muchas primero se realizan profesionalmente o postergan la maternidad por el trabajo ya que el tener un hijo es una gran responsabilidad.

Si bien los 40 años no es la edad ideal para procrear, es una realidad en la época en la que vivimos y una posibilidad en la vida de muchas parejas. Es de suma importancia tener el apoyo médico desde el principio como también someterse a todos los exámenes y chequeos necesarios para conocer el estado de salud de la mamá.

Es imprescindible comentar al médico si se padece o hay antecedentes familiares de diabetes opresión alta para poder prever complicaciones durante el embarazo o tratarlas de inmediato.

Por otra parte hay que ser muy constante en el control prenatal, hacerse las ecografías, exámenes de sangre, o la amniocentesis es crucial para llevar al término la gestación.

Posibles complicaciones en embarazo a los 40 años

Las principales complicaciones que pueden aparecer en los embarazos después de los 40 años son:

  • Hipertensión arterial
  • Diabetes
  • Hipercolesterolemia
  • Hipotiroidismo o hipertiroidismo
  • Preeclampsia
  • Hipertensión arterial
  • Partos prematuros
  • Bajo peso en el bebé

Exámenes y chequeos obligatorios para embarazadas de más de 40 años:

Los antecedentes familiares son el punto de partida para crear la historia clínica, además datos como ser la propensión a las infecciones urinarias, preeclampsia, hipoglucemia, diabetes; problemas dermatológicos, vasculares y otros.

Después de analizar la historia clínica se hacen pruebas de sangre y orina para conocer el estado de salud de la mamá.

La ecografía abdominal también es necesaria para detectar cálculos renales o biliares, pólipos (tejido anormal que crece en el colon), tamaño del bazo, o inflamación en la vesícula que podrían causar problemas en el embarazo.

También es necesario realizar una ecografía gástrica pasar saber si hay una gastritis en desarrollo o alguna enfermedad riesgosa.