Saltar al contenido

Muestra de vellosidades coriónicas

La muestra de vellosidades cori√≥nicas es un examen que se realiza durante el embarazo para detectar anormalidades espec√≠ficas en el beb√© . Se toma una muestra de c√©lulas se toma de la placenta para poder determinar si el ni√Īo tiene defectos gen√©ticos .

Muestra de vellosidades coriónicas

Las vellosidades coriónicas se forman por la división del óvulo ya fecundado, por lo que tienen el mismo ADN que el embrión, por ende también cualquier posible anomalía genética. Todo defecto en las vellosidades coriónicas, estará presente en el feto.

¬ŅCu√°ndo se necesita una prueba de vello cori√≥nico?

En general, la muestra de vellosidades corionicas se hace en embarazos donde existen probabilidades de que el bebé presente alguna enfermedad hereditaria grave.

Muestra de vellosidades coriónicas
Muestra de vellosidades coriónicas

Esto podría deberse a :

  • Un embarazo anterior con problemas fetales, como un beb√© con anomal√≠a cromos√≥mica o defectos en la salud mental
  • Si se tienen antecedentes familiares de una condici√≥n gen√©tica como fibrosis qu√≠stica o distrofia muscular
  • Probabilidad de que padezca de anemia de c√©lulas falciformes (enfermedad hereditaria de la sangre).
  • La muestra de vellosidades cori√≥nicas se lleva a cabo entre las semanas 10 y 13 del embarazo, nunca antes, porque el procedimiento acarrea riesgos tales como: aborto espont√°neo defectos o de nacimiento en el beb√©.

¬ŅMuestra de vellosidades o amniocentesis?

La muestra de vellosidades es una alternativa a la amniocentesis, en este estudio se toma una muestra del líquido amniótico y el procedimiento se hace recién entre las 15 y 20 semanas de embarazo.

Los resultados de la amniocentesis demoran un poco m√°s que los de la muestra de vellosidades.

Esto es algo a considerar si se corren riesgos de que el bebé padezca de alguna enfermedad genética.

Procedimiento de la muestra de vellosidades

Se toma una muestra de células de la placenta mediante la inserción de una aguja a través del abdomen, o bien, con un tubo a través del cérvix.

El procedimiento toma unos cinco minutos, y después la mujer puede experimentar algunos calambres similares a los cólicos menstruales.