Saltar al contenido

Parto de nalgas

parto-de-nalgas

Se conoce como ‚Äúparto de nalgas‚ÄĚ la situaci√≥n en la que, al momento de dar a luz, nuestro beb√© no ha dado la vuelta para ubicarse cabeza abajo. La mayor√≠a de los beb√©s se pasan la mayor parte del embarazo con la cabeza hacia arriba pero, usualmente durante el √ļltimo mes, dan la vuelta para posicionarse para el parto.

Parto de nalgas: ¬ŅParto vaginal o ces√°rea?

Si bien aunque el bebé venga de nalgas puede realizarse un parto normal, lo cierto es que nuestro hijo corre riesgo de lesionarse en el proceso o puede complicarse la posición del cordón umbilical. Es por esto que si no se puede revertir la posición del bebé a tiempo, los médicos prefieren realizar una cesárea.

S√≥lo descubriremos si nuestro beb√© viene de nalgas haciendo los controles regulares durante el embarazo. De esta manera, la situaci√≥n podr√° ser diagnosticada, y el parto planeado seg√ļn las condiciones.

Parto de nalgas
Parto de nalgas

Técnicas para ayudar al bebé a girarse

El m√©dico puede intentar voltear al beb√© a trav√©s de la versi√≥n cef√°lica externa, una serie de movimientos que hace con sus manos sobre nuestro vientre, para ‚Äúguiar‚ÄĚ a nuestro beb√© en el giro que debe dar. Esto puede hacerse despu√©s de la semana 37 de gestaci√≥n, y en embarazadas de un s√≥lo beb√© que no hayan presentado sangrados ni anomal√≠as de placenta.

Ejercicios para un bebé que esta de nalgas

Por nuestra parte, existen ciertos ejercicios que podemos intentar a fin de incentivar al bebé a que gire.

Antes de ponernos manos a la obra, sepamos que no est√° comprobado cient√≠ficamente que den resultado, sino que circulan de ‚Äúboca en boca‚ÄĚ m√°s que con respaldo acad√©mico. Adem√°s, tengamos siempre un acompa√Īante cerca para ayudarnos a incorporarnos en caso que nos sintamos mal; y hag√°moslos con el est√≥mago vac√≠o, para evitar n√°useas y v√≥mitos.

Los ejercicios se basan en cambiar la acción de la gravedad que percibe el bebé, así se da vuelta para recuperar la sensación previa. Pueden realizarse a partir de la semana 32 de gestación.

  • El primero consiste en acostarnos en la cama, elevar la pelvis unos 30 o 40 cent√≠metros y asegurar la posici√≥n con un almohad√≥n en la baja espalda.
  • Como segunda opci√≥n, podemos arrodillarnos en el suelo, y apoyar codos y antebrazos en el piso a fin de que la cadera que de m√°s alta que la cabeza.
  • Conservemos cualquiera de estas posiciones durante quince minutos y repitamos dos veces al d√≠a.

Por otro lado, está comprobado que las mujeres que cursan su embarazo con serenidad y relajadas son menos susceptibles a tener un parto de nalgas. Es por eso que otro de los métodos que se utilizan para estimular la vuelta del bebé es la hipnosis, a fin de llevar a la mamá a un estado de profunda relajación.

Sea cual sea la idea que se nos ocurra probar o el m√©todo que nos aconsejen, consultemos previamente con nuestro m√©dico, que sabr√° decirnos seg√ļn nuestro embarazo qu√© es pertinente intentar.