Saltar al contenido

Fajas abdominales para el postparto

Fajas-abdominales-para-el-postparto

Después de dar a luz, el cuerpo de una mujer pasa por una gran cantidad de cambios físicos. La mayoría de ellas padecen de dolores en las articulaciones y sobre todo en la zona de la espalda baja debido a que los músculos abdominales están estirados y necesitan bastante tiempo para volver a la normalidad. Por ello es que las fajas abdominales para el postparto son la solución perfecta, ya que dan el apoyo necesario para minimizar estos dolores y molestias.

Fajas abdominales para el postparto: Ventajas y desventajas

En la actualidad hay cientos de fajas abdominales para el postparto. La mayoría vienen con cierres de velcro que se pueden ajustar con facilidad y son fáciles poner y quitar, como también están las que cubren la totalidad de las caderas y el torso o solamente el abdomen.

Pueden usarse durante todo el día, y hasta la noche si se lo desea. Lo que sí, es sumamente importante el comprar la faja abdominal que pueda ir ajustándose a medida que se pierde peso, para no tener que comprar una nueva ya que son bastante caras.

Fajas abdominales para el postparto
Fajas abdominales para el postparto

Beneficios de las fajas abdominales para el postparto

  • Alivian el dolor de espalda porque calman el estrés severo que experimenta la espalda en esta etapa.
  • Otorgan una excelente estabilidad a los músculos de la región pélvica
  • Son necesarias para mujeres que han tenido una cesárea porque sostienen y comprimen la zona del corte.
  • Las paredes abdominales también reciben apoyo adicional, por lo que los órganos internos reciben una protección extra.
  • Ayudan a tonificar los músculos del estómago y hacen que la piel pueda volver a su estado original con más facilidad.
  • Permiten recuperar la figura con más rapidez, definen la cintura, y disimulan el vientre abultado o flojo.

Precauciones al usar fajas post parto

  • No tiene que estar demasiado apretada ya que puede generar demasiada presión sobre la caja torácica, el abdomen y la zona pélvica, anulando todos los efectos positivos que posee.
  • La faja tiene que ejercer presión desde la parte superior hacia abajo y no de abajo hacia arriba.
  • El uso de la faja abdominal debe acompañarse de ejercicios de rehabilitación para recuperar la tonicidad muscular.
  • La faja tiene que permitir respirar moverse y sentarse con comodidad.

Riesgos del uso de fajas abdominales después del parto

  • A pesar de que las fajas son realmente útiles, pueden conllevar algunos riesgos.
  • Posibilidad de desarrollar una hernia
  • Aparición de erupciones y picazón intenso alrededor de la zona donde la faja se hunde en la piel
  • Si la faja genera presión severa sobre el útero puede causar una hemorragia
  • Incomodidad si se la usa cuando el clima es húmedo y caluroso